Este vehículo urbano ha sido pensado para facilitar la movilidad en ciudad: tamaño exterior pequeño, recarga rápida y autonomía suficiente para cubrir todos los trayectos cotidianos. Todo en un silencio que hace olvidar los ruidos de la ciudad. Un verdadero concentrado de tecnología y de creatividad para responder desde ahora a las necesidades del mañana.

100% ELÉCTRICO

Olvida las estaciones de servicio. Citroën C-ZERO está propulsado por un motor eléctrico que desarrolla una potencia de 49 kW (o 67 cv CEE) alimentado por una batería de ión-litio con una capacidad de 14,5 kWh.
Esta batería, garantizada por 8 años o 100.000 km, suministra la energía necesaria para alimentar el motor, así como la climatización y el sistema de calefacción.
Su velocidad máxima es de 130 km/h y su autonomía, en torno a los 150 km, son más que suficientes para cubrir los trayectos del uso cotidiano.
Ágil, manejable, cada desplazamiento urbano se ve simplificado. El placer de conducir es asi reinventado.

 

Cuando aparece el Citroën C-Zero no es solo un vehículo 100% eléctrico, lo que se descubre es un vehículo urbano con un diseño audaz.
Con un diseño depurado de líneas fluidas y redondeadas, un arco de techo ligeramente abombado, y grandes superficies acristaladas, el Citroën C-Zero es un vehículo de estilo compacto y completamente diferente.