UN SOPLO DE AIRE FRESCO EN PLENA OLA DE CALOR

  • Noticias

Para tener el sistema de climatización totalmente a punto, Citroën pone en marcha la campaña “Cambia de Aires” en su red de Servicios Oficiales que, hasta el 31 de agosto, ofrece una revisión gratuita de este dispositivo y tres packs de operaciones de mantenimiento específicos, con precios cerrados.

Con los termómetros al máximo en la primera ola de calor de la temporada, la climatización se convierte en un elemento clave para asegurar el confort y la seguridad en el automóvil.

La climatización no sólo es para el verano. En meses más fríos o más lluviosos, se convierte en una herramienta imprescindible para eliminar rápidamente el vaho del parabrisas y las ventanillas laterales, garantizando una perfecta visibilidad.

 

 

El verano de 2017 promete ser uno de los más calurosos de la historia en España, según una previsión realizada por los expertos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En situaciones como ésta, tener en buen estado el sistema de climatización vale su peso en oro, al ser una garantía de seguridad y confort cuando el mercurio supera los 30°C y se dirige, con decisión, a intentar superar los 40°C. Además, este sistema cumple funciones no por desconocidas menos importantes, como filtrar las partículas, el polvo y el polen que existen en el entorno del vehículo o desempañar rápidamente las lunas y el parabrisas, algo muy útil en invierno o en plena lluvia.

 

Por ello, Citroën ha puesto en marcha la campaña “Cambia de Aires”, vigente hasta el 31 de agosto, que incluye la revisión gratuita del sistema de climatización. Además, con el Pack Basic, se puede recargar el aire acondicionado por 49 euros, mientras que el Pack Quality suma a estas operaciones la sustitución del filtro del habitáculo por 75 euros. El Pack Premium, por 95 euros, añade a estos servicios un tratamiento higienizante.

 

Unos hábitos sencillos pueden ayudar a que el sistema de climatización funcione de modo eficiente y durante mucho tiempo, además de asegurar el máximo confort térmico. Por ejemplo, en verano, tras dejar un automóvil al sol durante horas, el interior se convierte en algo parecido a un horno. Para llevar el habitáculo a temperaturas que no recuerden a las de una sauna, se aconseja abrir las ventanillas para disipar el calor y poner el climatizador en posición reciclaje durante 5 minutos, para permitir el enfriamiento del sistema sin desperdiciar gas inútilmente. Después, puede situarse en modo normal. Si se dispone de climatizador automático, se considera que la posición óptima es combinar una velocidad de ventilación media con una temperatura interior de entre 20°C y 22°C. Para prolongar la vida útil del aire acondicionado habría que hacerlo funcionar al menos 10 minutos cada 15 días.

 

Se recomienda cambiar el filtro del habitáculo cada 15.000 Km o, al menos una vez al año, realizar una revisión del sistema de climatización cada dos años, cambiar el filtro del deshidratador cada 4 años, reponer el nivel de aceite del compresor cada 100.000 Km y utilizar regularmente un tratamiento higienizante del habitáculo. Ante un desempañado lento, una emisión de aire frío irregular o demasiado lenta, un sistema ruidoso o una mala difusión del frío, habría que acudir al Servicio Oficial Citroën.

Related Posts

Comments are closed